Noticias

Balance 2022 Previsiones 2023 Inmobiliario Mes a Mes

Balance 2022 Previsiones 2023 Inmobiliario Mes a Mes

BALANCE

Es el año del comienzo del fin de la situación pandemial. El primer trimestre es excepcionalmente bueno desde el punto de vista de las ventas, los tres primeros meses, habitualmente, suelen ser pobres en ventas de Obra Nueva, días mucho más cortos en cuanto a luz, clima poco atractivo para ir a ver promociones, la “resaca” navideña, así pues, en general ese primer trimestre son semanas complicadas para la venta. Pues bien, el 2022 ha recogido en el primer trimestre, todas las ventas “congeladas” por las dificultades, confinamientos, y miedo a dejarse ver por el tema de los contagios.

La invasión rusa de Ucrania es un punto y aparte, eso no estaba en ningún “business plan”. A partir de ahí: una situación bélica, con una traca final nuclear como amenaza de un potencial holocausto, además de una situación de poco previsibles consecuencias, llega la resaca de la pandemia, inflación, entiendo yo que derivada del manejo de la “manivela” para crear billetes, para atender la demanda de barra libre de financiación por las consecuencias sociales de la pandemia, confinamientos varios y temor a perder lo único que tenemos que vale la pena: nuestra propia vida.

A eso se le unen, incrementos de precios inusitados, por la rotura de la cadena de suministros en un mundo global en lo económico, fruto del bloqueo pandemial, además de subidas de precio, desabastecimiento y todo ello en una economía inflacionista y sin crecimiento, la temida estanflación, a eso se le une, un mundo interconectado al máximo, donde las noticias: buenas y malas, verdaderas o falsas vuelan y sin contraste alguno, están al alcance de todos creando una situación de inseguridad y caos económico. Todo ello adobado por las medidas de toda suerte de Bancos Centrales de subida de tipos, receta clásica para mitigar la inflación.

Y ya la tenemos “liada” en nuestro sector de venta de viviendas de Obra Nueva, que se mueve sobre dos bisagras: la seguridad en las ventas futuras y los tipos de interés, si estas dos están en alerta, las prisas por comprar se ralentizan. Y eso en un contexto en que la presión de la demanda es superior a la oferta, así que las ventas se ralentizan. No así el interés, aunque atenuada, la demanda se informa, visita, recoge información, pero “cuesta” que el común de los compradores coja un compromiso contractual de compra, de un bien de consumo duradero, que el caso de la Obra Nueva tiene unos plazos de entrega que se miden en semestres, es decir, sigue habiendo demanda, pero está a la espera de que acabe la tormenta, que, en un momento, pareció que iba a ser perfecta.

Por el ciclo de nuestro negocio, tanto las promotoras como las comercializadoras, estamos recogiendo el fruto de semestres pasados, porque la venta fiscal, se produce cuando se escritura, hasta entonces son ventas de gestión que no tienen reflejo en el BAI.

Así pues, el año que finaliza en diciembre, va a ser bueno, porque materializa una situación de hace semestres.

 

PREVISIONES

Mi percepción es buena, ¿Por qué??, pues porque sigue habiendo demanda, acongojada. Pero que tiene en la vivienda una necesidad. Con lo que los contactos comerciales de ahora serán ventas a futuro, cuando la situación se estabilice. Que parece está en ello, dominando la inflación desbocada poco a poco.

 

Con gran probabilidad, pasaremos un primer semestre duro. Tampoco preconizo una catástrofe como la del 2008 y siguientes, porque las promociones no están financiadas en la compra de los suelos, que, desde hace años se compra con recursos propios y cualquier grúa que veamos de una obra en marcha, tiene el 70% vendido, en estas circunstancias un frenazo de meses no es dramático, aunque duela…

 

¿Bajadas de precio en Obra Nueva?, no lo veo posible, porque es metafísicamente imposible, por los precios del suelo, la mano de obra y los materiales. Quiero decir que, aunque alguna promotora, tenga dificultades económicas e incluso enfile el camino del Juzgado para presentar el Concurso. Para que los precios bajasen, los activos tendrían que pasar a manos del banco financiador, para que este ajuste el precio, provisione perdidas y los saque al mercado más baratos y eso, aparte de que no lo creo posible hoy, es un trayecto que se mide en semestres…

Así pues, habrá que estar prevenido y atento en el primer semestre del año venidero, pero, yo espero que después del verano el clima del sector sea otro y cerremos un año en condiciones.

Que así sea y que Vds. Y yo lo veamos…

Balance 2022 Previsiones 2023 Inmobiliario Mes a Mes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Comparar

Enter your keyword