Noticias

Comprar sobre plano

Comprar sobre plano

Precios del alquiler en constante ascenso, demanda creciente de nueva vivienda, tipos de interés en mínimos históricos, récord del tipo fijo en la concesión de hipotecas… La cantidad de noticias a las que podemos aludir para justificar por qué comprar un inmueble ahora es buena idea, es enorme.

Sin embargo, comprar una vivienda no es algo que se haga a diario. De hecho, es algo que se hace una vez en la vida, o un par de veces, hablando del común de los mortales. Por eso, en esta ocasión, más que defender los beneficios de la compra frente al alquiler, que los comentaremos por supuesto, vamos a analizar las ventajas de un tipo de compra en específico: la compra de viviendas sobre plano.


Situación actual del mercado

Entendamos por qué decíamos que comprar, a la larga, es mejor opción que alquilar en el momento que vivimos actualmente.

La crisis tras el hundimiento de 2008 desinfló la burbuja inmobiliaria que existía antes, un periodo de gran oferta y concesión de hipotecas como si fueran préstamos menores. Durante años, posteriores a ese drástico cambio, el mercado se ha renormalizado, los precios disminuyeron y ser propietario de una vivienda no era algo tan rentable. El alquiler era una buena idea pues reducía la incertidumbre de pérdida de valor del inmueble adquirido en una situación de caída.

Sin embargo, los precios del alquiler han seguido subiendo como consecuencia de muchos factores, especialmente por la demanda, como es lógico. Pero al mismo tiempo, el mercado inmobiliario se ha recuperado y la oferta se ha vuelto a incrementar.

Además, como mencionábamos antes, los tipos de interés están en mínimos históricos, por lo que quien adquiera un préstamo en estos momentos se va a beneficiar de una situación que le permitirá comprar una vivienda pagando notablemente menos de lo que se habría pagado antes en concepto de interés bancarios.

La situación en estos momentos es tal que podríamos vernos pagando 1000€ de alquiler mensual por una casa grande, o unos 800€ de mensualidad para una hipoteca sobre la misma vivienda. O en datos más específicos, el esfuerzo de las familias españolas para pagar la mensualidad de una hipoteca no supera el 33% de sus ingresos, lo cual es bastante aceptable según los expertos.

Por lo tanto, comprar es una buena idea para quien pueda permitírselo. Pero ahora vamos a ver que también hay ventajas muy interesantes si optamos por comprar sobre plano en lugar de ir a por una vivienda ya terminada o de segunda mano.


Ventajas de comprar sobre plano

Como su propio nombre indica, comprar sobre plano es adquirir una vivienda basándonos en el plano de la obra. Es decir, adquirimos la propiedad y empezamos a pagarla antes de que esté terminada, o incluso antes de que esté siquiera empezada.

Esto hay que pensárselo bastante, al fin y al cabo, una inversión tan grande, un compromiso semejante, no es algo que se haga a la ligera y estamos hablando de hacerlo sobre algo que ni siquiera podemos ver en su estado final cuando lo compramos.

Sin embargo, acceder a comprar sobre plano tiene muchas ventajas ya que, al fin y al cabo, a la promotora le interesa mucho tener asegurado un cupo de su producto vendido cuanto antes. Eso le da liquidez y seguridad. Por esta razón, se suele premiar la compra temprana.

El precio de una vivienda sobre plano puede ser hasta un 15% menor que el que tendría una vez finalizada. No hace falta mencionar todo lo que se puede hacer con esa cantidad ahorrada sobre un valor monetario tan alto.

Una de las ventajas que puede ofrecer la promotora es, por ejemplo, una mayor flexibilidad en el pago de cuotas mientras duren las obras.

También, al ser de los primeros compradores, podremos elegir las mejores viviendas disponibles, así como las mejores plazas de garaje y trasteros si existen.

Además, mientras dure la obra, podremos intervenir hasta cierto punto en la misma para aquello que afecte a nuestra vivienda y pedir, por ejemplo, pequeños cambios a nuestro gusto sobre la construcción.

Otro factor muy relevante en favor de la obra nueva es la certificación energética superior con la que cuentan frente a inmuebles más antiguos. Esto se debe a que cada nueva promoción tiende a aplicar tecnologías más avanzadas en los factores que influyen en el consumo energético, como materiales o técnicas.

Además, la certificación energética de más alto nivel puede implicar una reducción de los tipos de interés que el banco aplica a la hipoteca.

Aun con todo, además de estas ventajas, no debemos olvidar que actualmente las promotoras y las empresas implicadas en la comercialización ya no venden sobre plano “únicamente” aportando el plano y la memoria de calidades. Hoy en día, el comprador puede contar con una gran cantidad de nuevas tecnologías aplicadas para mostrar el producto en todo detalle.

Ya existen visitas virtuales hechas con simulaciones 3D de los inmuebles que, junto con el asesoramiento del personal especializado, ayudarán a los clientes a decidirse contando con mucha más información.


Consejos a tener en cuenta

Ya que cuando adquirimos una vivienda que aun no esta terminada solo tenemos a nuestra disposición la información que nos dé la promotora, y que la construcción puede durar fácilmente entre 18 y 24 meses, es normal tener muchas incertidumbres.

Por eso, es interesante tener en cuenta estos consejos:

  • Infórmate lo mejor posible sobre la promotora, su solvencia e histórico.
  • Asegúrate de que la promotora cuenta con todos los derechos de propiedad y licencias sobre el solar para realizar la obra.
  • Al firmar el contrato con la empresa vendedora, esta debe incluir el precio exacto de la vivienda y la fecha de entrega de las llaves, así como una clausula especificando las penalizaciones que debería afrontar en caso de demoras.
  • Deberemos solicitar, si no se nos han hecho llegar, los documentos relativos a la memoria de calidades con las calidades, superficies y zonas comunes especificadas. También cualquier información respecto a adaptaciones de la obra para necesidades especiales.
  • Respecto al punto anterior, hay que saber que toda información relativa al inmueble, aunque sea publicitaria, se considera contractual. Es decir, si se nos entregan unos planos y unas calidades, el inmueble deberá cumplir con esto.
  • Una vez finalizada la obra, deberíamos revisar el inmueble y asegurarnos de que cumple con todo lo que se había establecido, antes de firmar las escrituras.
  • Debemos exigir un aval que garantice todas las cantidades entregadas, así como garantías de devolución, con cantidades concretas. Es muy importante tener controlado el dinero pagado.
  • En definitiva, que todas las empresas involucradas en el proceso del proyecto, comercialización, construcción y promoción de las viviendas cumplan estrictamente la legislación autonómica y estatal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Comparar

Enter your keyword