Noticias

El Euribor y tu Hipoteca

El Euribor y tu Hipoteca

El Euribor es uno de esos conceptos del que todos hemos oído hablar pero que casi nadie entiende realmente, y menos si no nos hemos enfrentado a pedir una hipoteca.

Por lo tanto, vamos a explicar de forma clara y directa en qué consiste este índice y cómo nos afecta si queremos comprar una vivienda mediante un préstamo hipotecario.


¿Qué es el Euribor?

El Euribor es el Tipo Europeo de Oferta Interbancaria o, en otras palabras, el interés que se cobran unos bancos a otros por prestarse dinero y el índice de referencia para préstamos con interés variable.

En el sistema bancario actual es muy habitual, de hecho es fundamental, que las entidades financieras se presten dinero las unas a las otras. Es posible que cuando un cliente solicita una hipoteca a su banco de confianza, este en lugar de recurrir de a sus fondos propios para comprar la vivienda que luego el cliente irá pagando en forma de mensualidades hipotecarias, solicite el dinero a otro banco. Este otro banco no le dejará el dinero gratis, sino que aplicará un interés determinado al igual que nuestro banco nos lo aplica a nosotros. Este interés es el Euribor.

Sin embargo, el Euribor no se calcula en base al interés que los bancos han aplicado a préstamos realizados realmente. No es necesario que las entidades se presten dinero para conocer cuál es el interés que aplicarían en caso de hacerlo. Por lo tanto, el Euribor, aunque sea extremadamente relevante para millones de usuarios, no es más que un valor hipotético.


¿Quién y cómo lo calcula?

El Euribor se calcula diariamente utilizando datos aportados por las 60 entidades financieras más importantes de la Unión Europea. Estos bancos preparan la información referente al interés interbancario que tienen cada nuevo día y se la envían al Instituto Europeo de Mercados Monetarios.

A continuación, de todos estos datos, se eliminan el 15% más alto y el 15% más bajo y con el 70% restante se hace la media que será el Euribor de ese día. Este dato se envía a la agencia Thomson Reuters que es la encargada de publicarlo. Finalmente, en España, se hace público y oficial mediante la inclusión del valor del Euribor en el BOE de ese día.

Lo que se publica diariamente no es un único valor. De hecho existen hasta 15 tipos de intereses, como el interés a una semana, a un mes, a 6 o a 12 meses. Este último es el índice hipotecario de referencia cuando se habla del Euribor.

Al Euribor le afectan muchas cuestiones económicas que pueden hacer que suba o que baje con mucha facilidad. Como norma, si a la Unión Europea le va bien económicamente, el Euribor sube ya que los bancos aumentan el interés que aplican en sus préstamos (dejar dinero a otros bancos no es tan rentable si con ese dinero pueden hacer otras cosas que les aporten más rentabilidad con seguridad). Por el contrario, si a la Unión le va mal, los paquetes de incentivos del BCE y los riesgos de otras actividades harán que los bancos estén dispuestos a financiarse entre ellos a un interés más bajo, lo cual disminuirá el Euribor.


¿Cómo afecta a las hipotecas?

En primer lugar aclarar que de los dos tipos principales de préstamos hipotecarios que se utilizan, la de tipo fijo y la de tipo variable, los cambios en el Euribor solo afectan a las variables. Esto es, como indica su nombre, porque la de tipo fijo mantienen siempre un mismo interés.

Debido a la volatilidad que tradicionalmente ha tenido el Euribor, y al miedo que esto genera a que la próxima mensualidad nos salga mucho más cara que la anterior, las hipotecas a tipo fijo tienen mucho éxito aunque el interés de base suela ser más alto y no exista la opción de beneficiarse de las rebajas del Euribor.

Porque esa es precisamente la forma en que el Euribor afecta a nuestras hipotecas. Cuando el Euribor sube, sube el interés que tendremos que pagar, y viceversa.

Cuando nos hipotecamos con un banco, este añade dos valores de intereses al importe que debemos devolver. Uno es el interés propio del banco, llamado diferencial, que será su beneficio. El otro es el Euribor.

Si por ejemplo el Euribor en este momento fuera del 1% y el diferencia fuera un 0.5%, el interés que pagaremos este mes será un 1.5%.

Pero claro, el Euribor cambia constantemente, ¿significa esto que cada día cambia lo que tendremos que pagar por la hipoteca? No. El importe que tendremos que añadir en forma de interés se calculará cuando haya una revisión de la hipoteca, las cuales son periódicas y se pueden pactar con el banco. El nuevo interés se calculará con el valor del Euribor de ese día concreto sin importar todas las fluctuaciones que haya sufrido en el periodo ocurrido entre una revisión y la siguiente.

Actualmente el Euribor esta en mínimos históricos y esto beneficia mucho a quien tenga una hipoteca a tipo variable. De hecho, lleva en caída sostenida desde hace años y podría ocurrir que se llegase a un Euribor negativo, si los bancos prefirieran dejarse dinero entre ellos antes que mantenerlo en depósitos (por ejemplo si la Unión Europea mediante el BCE penaliza los depósitos estáticos como lleva haciendo un tiempo para incentivar el movimiento de capital).

No es fácil saber si volverá a subir, si subirá mucho o si se mantendrá bajo. En cualquier caso, es muy importante mantenerse informado del valor del Euribor si afecta a nuestra hipoteca. Y en el caso de que empezase a subir como la espuma, el usuario debería plantearse la opción de renegociar la hipoteca y pasarla a tipo fijo, o de subrogarla cambiándola de banco a uno con un diferencial más bajo.

Por último, por si te lo preguntabas, no, no puede darse el caso en que el Euribor sea tan bajo que la resta haga que el banco deba devolverte dinero de tu hipoteca. El banco siempre mantendrá un mínimo por contrato del 0% de interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Comparar

Enter your keyword