Noticias

El IBI: Impuesto sobre los Bienes Inmuebles

El IBI: Impuesto sobre los Bienes Inmuebles


El Impuesto de Bienes Inmuebles es una carga fiscal impuesta y establecida por cada ayuntamiento sobre todos los inmuebles de su territorio. Esto es: viviendas, almacenes, garajes, comercios, espacios industriales… Solo existen algunas exenciones que veremos más adelante.

Todos los propietarios de bienes tienen la obligación de inscribirse en la Dirección General del Catastro y pagar el impuesto sobre sus inmuebles anualmente. Pero ¿Cómo se calcula este impuesto?

Cómo se calcula el IBI

El total a pagar por cada inmueble depende, sobre todo, del valor catastral del bien, basado tanto en el valor catastral del suelo donde se encuentra como del valor de las construcciones según el mismo catastro.

Sin embargo, también influyen factores como la localización, el valor del suelo o del inmueble en el mercado (que no es lo mismo que su valor catastral), las características urbanísticas del suelo (suelo urbano, agrario…), el coste d ellos materiales de construcción o incluso la antigüedad del edificio.

Una vez definido el valor catastral del inmueble, el ayuntamiento decide el tipo a aplicar en base a unos coeficientes que vienen establecidos a nivel nacional por el Ministerio de Hacienda según la Ley de haciendas Locales. Esta Ley establece unos límites para el IBI que van desde el 0,4 al 1,3% sobre el valor establecido en el catastro. Así, cada ayuntamiento tiene la posibilidad de imponer un % más alto o más bajo.

Inmuebles con exenciones en el IBI

Los bienes inmuebles que quedan exentos del impuesto municipal son los siguientes:

  • Aquellos que sean propiedad directa de las administraciones públicas: de propiedad estatal, autonómica o local.
  • Los edificios con funciones diplomáticas y de organismos oficiales.
  • Los bienes de la iglesia católica y de asociaciones reconocidas, como la Cruz Roja.
  • Los terrenos por donde se extienden las líneas del ferrocarril y los edificios situados en estos.
  • Los bienes inmuebles de interés cultural y Monumentos Patrimonio Histórico Español.

Por otra parte, existen casos en los que se aplican bonificaciones, reducciones, del IBI sin llegar a ser exenciones totales. Por ejemplo:

  • Las Viviendas de Protección Oficial tendrían un 50% de rebaja en el IBI durante sus 3 primeros años.
  • Los inmuebles rústicos pertenecientes a cooperativas agrarias pueden tener hasta un 95% de reducción en el impuesto.
  • Cada ayuntamiento puede establecer bonificaciones especiales por decisión propia, como por ejemplo a colectivos sociales determinados como las familias numerosas.

Cuándo y cómo pagar el IBI

Cada ayuntamiento establecerá tanto la fecha concreta del pago anual como las diferentes bonificaciones por pago adelantado o penalizaciones por retraso, las cuales pueden ser de hasta un 20%.

El método de pago más recomendado es la domiciliación. De hecho, algunos ayuntamientos establecen descuentos para quien opte por domiciliar el pago de este impuesto.

También se puede ingresar directamente en la oficina de recaudación.

Quién debe pagar el IBI en caso de compraventa

Cuando se produce una compraventa, la responsabilidad del pago del IBI cambia al nuevo propietario. Sin embargo, ya que es un impuesto que se paga anualmente, ¿Qué pasa si el cambio de propiedad se produce a mitad de año fiscal?

La norma dicta que el IBI lo debe pagar quien sea propietario el día 1 de enero del año de la operación de compraventa. Sin embargo, el vendedor tiene derecho a repercutir al comprador la parte proporcional al tiempo que haya disfrutado el comprador de la vivienda durante ese año fiscal.

Es decir, el vendedor podría sumar al precio de venta, por ejemplo, el equivalente a 6 meses de IBI (el 50% del impuesto en este caso).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Comparar

Enter your keyword