Noticias

Las 3 energías renovables que utilizará tu nueva vivienda

Las 3 energías renovables que utilizará tu nueva vivienda

En los últimos años la necesidad de cuidar el medio ambiente ha crecido, es por eso que aportar nuestro grano de arena está en nuestras manos.

Gracias al uso de recursos naturales en nuestras viviendas o comunidades de vecinos no solo ayudarán a abastecer tu casa de energía sino que además ahorrarás en tu factura y cuidarás del planeta.

Las energías renovables son recursos que nos proporciona la naturaleza de manera casi inagotable y limpia. Según los últimos datos brindados en 2017 por la Subdirección General de Energías Renovables y Estudios, este tipo de energías renovables suministraron alrededor del 30% de la electricidad consumida durante ese año en España sustituyendo al gas, carbón o fuel.

Muchas industrias usan a gran escala este tipo de energías, pero también es posible utilizarlas a nivel doméstico. Esto ayudará en dos sentidos:

  • El primer efecto positivo en el que ayudan las energías renovables es que no contaminan el medio ambiente.
  • El segundo, está en el ahorro en nuestra factura. Gracias a este tipo de energías podemos llegar a ahorrar hasta un 90% en nuestra factura combinándolo siempre con medidas pasivas que mejoren la eficiencia de nuestra vivienda.

¿Qué tipos de energías renovables encontrarás en tu nueva vivienda?

  • Geotermia:

Es aquella energía en forma de calor que está situada bajo la superficie de la tierra. A través de los diferentes sistemas de captación se realiza un intercambio de calor con el terreno en uso. Esta energía se regenera constantemente por el sol, la lluvia y el calor interno que posee la tierra.

Es considerada una de las energías renovables más eficientes y aprovechables del planeta, ya que suministra energía a todas horas todos los días del año.

  • Aerotermia:

Es una tecnología que unifica la electricidad, la mecánica y la química para aprovechar la energía ambiental del aire exterior en la climatización. Usa el ciclo frigorífico directo en refrigeración y el inverso para producir calefacción y agua caliente

  • Placas solares:

Las placas solares o paneles solares son unos dispositivos tecnológicos que se utilizan para transformar la energía del sol, formada por fotones, en energía eléctrica.

¿Cómo funcionan las energías renovables en tu casa?

  • Geotermia: Mediante la instalación de una bomba de calor geotérmica podemos aprovechar la temperatura continua que nos proporciona el subsuelo a lo largo del año.

Gracias a este tipo de energía podrás calentar tu hogar durante el invierno, refrigerarlo en verano y producir de manera eficiente agua caliente sanitaria.

  • Aerotermia: Se consigue extrayendo la energía ambiental que se contiene en la temperatura del aire, incluso a temperaturas bajo cero y la transfiere a la habitación o al agua corriente.

Esto se consigue con el ciclo termodinámico que utiliza un gas refrigerante comprimido a bajas temperaturas para extraer calor del aire exterior.

  • Placas solares:
    • Placas solares fotovoltaicas:

Combinar en tu vivienda la instalación de una placa solar fotovoltaica de 4,5 kW una batería llevaría a una tasa de autosuficiencia de consumo de un 75% lo que supondría un ahorro en la factura de la luz. Con este tipo de energía renovable dispondremos de energía incluso en los meses de invierno, esta quedaría acumulada durante los meses de verano.

Esta energía se consigue mediante la transformación de la radiación solar en electricidad directamente. Dado que contamos con muchas horas de luz diariamente, se podría considerar como una excelente solución es instalarlas en nuestras viviendas o comunidades. Lo ideal para ello es que las placas estén situadas con una orientación sur, sureste o suroeste.

  • Placas solares térmicas: Gracias a la energía solar térmica podemos calentar el agua para diferentes usos ayudándonos a reducir nuestra factura alrededor de un 70%.

A partir del año 2007 se estableció la obligación de instalarlo en todas las viviendas de nueva construcción. Esta medida ayudaría a suministrar agua caliente sanitaria a todas las viviendas.

Esta instalación se trata de unas placas planas que se sitúan en la cubierta de tu casa, por las circula un líquido. Como se encuentran expuestas a la radiación del sol, el líquido se calienta, con lo consiguiente produce una energía que utilizaremos para el uso de la calefacción.


¿Qué ventajas obtienes al usar energías renovables?

  • Dado que son energías limpias ayudan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y  contribuyen a frenar el calentamiento global.
  • Gracias a la reducción en los costes de producción energética dan la posibilidad de generar nuevos puestos de trabajo reduciendo la dependencia hacia las grandes potencias energéticas y hacia los países con reservas de combustibles fósiles.
  • La ventaja principal es que producen energía de manera indefinida, al obtenerse de fuentes de energía inagotable e ilimitada.
  • Brinda la posibilidad de autoabastecimiento energético. Sin duda una gran ventaja comenzando por el ahorro monetario y, también porque permiten aprovechar estas energías en zonas despobladas.
  • Como se trata de energías naturales ayuda a disminuir el efecto invernadero, evitando la producción de emisiones de CO2 u otros gases contaminantes.

¿En la escala energética cómo afecta?

La energía que utilizamos para climatizar una vivienda, en invierno y en verano, es una de las fuentes fundamentales de gasto energético que asumen las familias, y que más varía estacionalmente a causa de los costes de las facturas energéticas. Al igual que sucede con los gastos de la iluminación o la de los electrodomésticos, existen edificios con diferentes niveles de eficiencia en el consumo de energía en función del aislamiento térmico con el que estén conformados y el uso de energías renovables que contengan.

Todo edificio en venta o alquiler debe poseer la etiqueta energética, que es un documento que indica la calificación energética de un edificio o vivienda, en una escala que abarca desde la A a la G, obtenida tras un proceso de certificado energético. De manera que los edificios que contengan las categorías A, B y C necesitarán una energía menor para conseguir un ambiente confortable que las categorías D, E, F y G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Comparar

Enter your keyword