Noticias

Qué es la Nota Simple

Qué es la Nota Simple

La nota simple del registro de la propiedad es uno de esos documentos con los que toda persona que aspire a comprar o vender un inmueble acabará familiarizándose.

Como su propio nombre indica, es un documento bastante simple, aunque su sencillez no debe llevarnos a engaño: incluye una gran cantidad de información de mucha utilidad y datos indispensables para la mayoría de los trámites de una operación de compraventa.

Es una documentación que indica en qué situación se encuentra una propiedad inmobiliaria. En ella se definirá la localización de la propiedad, quiénes son los propietarios y si tiene alguna carga, como una hipoteca u otras deudas ligadas.


¿Qué encontraremos en la nota simple?

Por lo general, en la nota simple de una propiedad podremos encontrar toda la información relacionada con la misma, en términos relevantes para una transmisión de propiedad.

Veremos por ejemplo el tipo de finca de la que se trata, sea esta una casa, un campo rural, un solar o una parte común en una propiedad comunitaria.

También se definirán los metros cuadrados y la organización de estos respecto a los puntos cardinales, la localidad y la calle.

La nota simple también incluye datos sobre los usos de la propiedad y su catalogación urbanística respecto al correspondiente plan de urbanismo.

Si se trata de una comunidad de propietarios, la nota indicará el coeficiente de participación de cada propietario, lo cual es relevante para calcular derechos y responsabilidades sobre la misma.

También aparecerá en el documento la clave única de identificación del inmueble y su referencia catastral básica.

Por último, también incluye información relevante sobre el propietario o propietarios. Por ejemplo, podría figurar si el bien fue adquirido de forma privativa o en gananciales, en cuyo caso no tendría por qué identificar a ambos cónyuges propietarios. También se definirá si la propiedad se obtuvo como resultado de una compra, una herencia, una donación…


¿Cómo obtener una nota simple?

Contar con la nota simple es útil durante el proceso de compraventa tanto para el comprador como para el vendedor. El comprador se beneficiará de conocer con exactitud muchos datos relevantes y, además, necesitará esta información para pedir una hipoteca. El vendedor podrá utilizarla para agilizar trámites durante el proceso y podría interesarle tenerla antes de publicar el inmueble en venta.

Las tres formas de conseguir la nota simple son:

  • Mediante la web del Colegio de Registradores: siguiendo la siguiente ruta Registro Online – Registro de Propiedad – Nota Simple de una Finca – Nota Simple.
    Si tenemos el certificado electrónico, podremos acceder a la información deseada mediante los datos de identificación del titular.
    En caso contrario, basta con buscar por otros datos e introducir la dirección exacta. Entre 24 y 48 horas después, recibiremos la nota simple vía correo electrónico. El coste de este procedimiento ronda los 9€.
  • Pedirla en la inmobiliaria: si la queremos para vender nuestra propiedad, y estamos trabajando con una inmobiliaria para el proceso, lo más probable es que esta incluya la nota simple entre los gastos de gestión.
  • A través de un gestor: si queremos que un profesional haga este trámite por nosotros, bastará con darle la misma información que utilizaríamos para hacerlo vía web. El gestor obtendrá la nota simple a través de la web del Colegio de Registradores, asique si podemos hacerlo por nuestra cuenta nos ahorraremos tiempo y dinero.

¿Cuándo vamos a necesitarla?

Durante el proceso de compraventa de una propiedad inmobiliaria, serán varios los momentos en los que necesitaremos la documentación de la nota simple.

En primer lugar, antes de formalizar el contrato de arras el comprador debe asegurarse de que la información dada por el vendedor concuerda con lo que aparece en el registro.

Una vez firmado el precontrato mediante las arras, para solicitar la hipoteca y que nos sea concedida, deberemos facilitar al banco la nota simple entre otras documentaciones, aunque también es posible que la propia entidad bancaria se encargue de solicitarla por su cuenta.

Llegado el momento de la firma de las escrituras públicas, la notaría también requerirá la nota simple actualizada para comprobar que no haya nada que impida la transmisión de la propiedad.

Tras todo el proceso, tendremos que asegurarnos de que el registro de la propiedad actualiza la nota haciendo figurar al nuevo propietario como tal, además de actualizarse todos aquellos datos que sean pertinentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Comparar

Enter your keyword